Matrimonio: ¿gatos en una misma bolsa?

Posts Tagged ‘ley de siembra

cosechaSuelen decir que uno de los síntomas de la paranoia es hacer siempre lo mismo esperando que los resultados sean aquellos que realmente esperamos.

Si esto fuera así más de uno de nosotros debería hacerse tratar porque es un comportamiento bastante frecuente.

Y es un comportamiento frecuente en lo matrimonial.

Procuramos resultados diferentes pero no modificamos en nada lo cotidiano como para esperar algo distinto.

 La ley de la siembra y de la cosecha

Es una de las leyes más importantes a entender en las relaciones humanas en general y en lo matrimonial, en particular.

Hoy cosecho lo que sembré ayer.

Si no estoy conforme con lo que estoy cosechando, hay cosas en el proceso de siembra y de ciudado que debo mejorar.

Hay un importante margen de tiempo, entre el momento que decido modificar aquello que estoy sembrado y el tiempo en el cual puedo esperar una cosecha diferente.

Muchas veces nos lleva a la frutración este pretender cosechar algunos cambios que requieren todo un proceso de siembra y cuidado de lo sembrado.

 Una vez que renové mi compromiso delante de Dios y me dispuse a dar nuevas oportunidades para que las cosas cambien, tengo que entender los cambios que debo asumir. 

  • MODIFICAR LO QUE ESTOY SEMBRADO 

  • DAR ESPACIO PARA QUE FRUCTIFIQUE LA SIEMBRA DEL OTRO

 MODIFICAR LO QUE ESTOY SEMBRADO

No puedo estar esperando que el otro cambie.

Me tengo que hacer responsable de los cambios que yo tengo que asumir.

Necesito tener claridad de las cosas que tengo que cambiar.

Esto requiere de mí, una continua autoevaluación.

Un escuchar al otro y un disponerme a cambiar.

Para cambiar primero tengo que entender, tengo que tener claridad

 DAR ESPACIO PARA QUE FRUCTIFIQUE LA SIEMBRA DEL OTRO

La falta de paciencia en el proceso del otro nos conduce al fracaso.

Desalentamos y terminamos abortando auténticos procesos de cambio.

El reconocer que es un proceso me permite reconocer mi rol en esa determinación del otro a hacer cambios.

Asumir ese rol que me corresponde es vital.

Es el ser un facilitador de esos avances.

Eso requiere un reconocimiento de los logros, por más pequeños que parezcan.

Tengo que tener una clara revelación que esos cambios van a ser más profundos y más inmediatos en la medida que yo los aliente.


Suscribirse a las actualizaciones

Visitas al Blog

  • 21,137

Mi página en Facebook

En twitter

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.